Acuerdo extrajudicial de pagos

Noticias...


El acuerdo extrajudicial de pagos es un procedimiento establecido y regulado en la Ley de Emprendedores 14/2013. Este mecanismo permite de forma privilegiada, la negociación de las deudas con carácter previo a la declaración de concurso de acreedores.

Se inicia el procedimiento con la presentación por parte del deudor de un plan de pagos que se propone a los acreedores. La moratoria que puede contener dicho plan de pagos, no podrá superar los 3 años ni la quita ser superior al 25% del importe de los créditos debidos. Se fijará también una cantidad en concepto de alimentos para el deudor y su familia que sea suficiente para su sustento.

Será también necesario el nombramiento de la figura de un mediador concursal para el control de la economía del deudor así como para ejercer de enlace para determinadas gestiones con los acreedores. De tratarse de un deudor persona física, se nombrará a un notario para que realice el trámite. Si por el contrario es empresario o persona jurídica, se designará al Registrador Mercantil de su domicilio social.

Una vez nombrado, la función del mediador será comprobar la realidad y la cuantía de los créditos y remitirá a los acreedores el plan de pagos, convocándolos a una reunión que se celebrará dentro de los dos meses siguientes. El acreedor que no manifieste su oposición o su aprobación y tampoco acuda a la reunión convocada, verá como sus créditos se calificarán como subordinados si la negociación no llega a buen término y se declara al deudor en concurso de acreedores.

El plan de pagos se considera aprobado si votan favorablemente los titulares de, al menos, el 60% de los créditos reconocidos. Si el plan contempla la cesión de bienes en pago, el porcentaje se eleva al 75% y se requiere el voto favorable de los acreedores con garantía real sobre los bienes afectados. Si no se alcanzan estos porcentajes o si los acreedores se niegan a negociar, el mediador solicitará inmediatamente la declaración del concurso, que se tramitará como consecutivo. Si el plan sale adelante, el mediador concursal supervisará su cumplimiento. Si estimase que ha sido incumplido, deberá instar el concurso consecutivo.

Desde la publicación de la apertura del expediente, los acreedores que puedan verse afectados por el acuerdo no podrán iniciar ni continuar ejecución alguna sobre el patrimonio del deudor en tanto se negocie el acuerdo y hasta un plazo máximo de tres meses. Esta prohibición se mantendrá una vez aprobado el acuerdo respecto de las deudas anteriores a la publicación de la apertura del expediente. Una vez presentada la solicitud, no hay impedimento para que el deudor pueda continuar con su actividad empresarial o profesional, si bien con ciertas restricciones y control que se encargará de supervisar el mediador concursal.

Los acuerdos extrajudiciales son una alternativa al concurso de acreedores que simplifica y abarata los costes a la vez que permite ventajas similares a las del concurso.

Consúltenos a través de nuestro Formulario