Prescripción deuda




Prescripción de la deuda.


Las deudas prescriben por el mero transcurso del tiempo. Si el acreedor no ha formulado reclamación fehaciente, es decir, que de alguna forma pueda demostrar que ha realizado la reclamación al deudor, las deudas pueden desaparecer y perdonarse transcurrido un plazo de tiempo. Por ello es esencial comprobar antes de pagar, la prescripción de la deuda.


Es cierto que la prescripción se puede interrumpir, en cuyo caso, el plazo de prescripción vuelve a reiniciarse desde la última reclamación acreditable. Sin embargo, dicha reclamación debe cumplir una serie de requisitos:


  • La reclamación debe realizarse al deudor directamente.

  • La reclamación la debe realizar el acreedor.

  • El acreedor debe identificar claramente el crédito que está reclamando.

  • El acreedor debe realizar la reclamación a través de un medio que permita probar de forma indudable que ha hecho la reclamación.



Por ello, la Ley protege al deudor ofreciendo el derecho al olvido de la deuda a través de la prescripción, cuando el acreedor ha hecho dejación de sus derechos, despreocupándose de reclamar durante un período de tiempo determinado. Existen distintos plazos de prescripción en función del tipo de deuda. Los casos más frecuentes en prescripción de deudas podrían ser:


  • Las deudas personales que no tengan señalado término especial, prescriben a los cinco años (reforma del artículo 1964 código civil. Ley 42/2015 de 5 de Octubre).

  • Las deudas con la administración, prescriben a los 4 años.

  • Las deudas hipotecarias, prescriben a los 20 años.



Hay que aclarar también, que no es lo mismo la prescripción que la caducidad. La caducidad, no se puede interrumpir y opera sobre acciones distintas, normalmente de carácter penal. Descubra si sus deudas han prescrito o si las deudas han caducado. Consúltenos sin compromiso rellenando nuestro formulario o llamando al 93.342.62.62.


Cálculo de la prescripción. ¿Ha prescrito mi deuda?.

  • Prescripción deuda préstamos personales.

  • Prescripción deuda minicréditos.

  • Prescripción deuda microcréditos.

  • Prescripción deuda tarjeta crédito.

  • Prescripción deuda hipotecaria.

  • Prescripción deuda hacienda.

  • Prescripción deuda Seguridad Social.

  • Prescripción deuda alquiler o arrendamiento.

  • Prescripción deuda electricidad.

  • Prescripción deuda agua.

  • Prescripción deuda gas.

  • Prescripción deuda telefonía.

  • Prescripción deuda pensiones.

  • Prescripción deuda trabajadores.

  • Prescripción deuda empleados.

  • Pescripción deuda extracontractual.

  • Prescripción deuda curso formación.

Consecuencias de la prescripción de la deuda.

¿Qué ocurre si la deuda ha prescrito?


  • Desaparece la deuda prescrita tanto en lo relativo al capital como a los intereses, comisiones o sanciones.

  • No se podrá reclamar ya nunca más esa deuda prescrita.

  • Tampoco se podrá compensar la deuda prescrita con créditos que tenga el deudor.

  • No te pueden inscribir en registros de morosidad por la deuda prescrita.

  • Deben borrarse todas las inscripciones o anotaciones relativas a la deuda prescrita de los registros de morosidad.



Preguntas y respuestas sobre la prescripción de la deuda.

¿ Si no recibo notificaciones, significa que la deuda ha prescrito ?

No siempre. Puede que la notificación no se haya recibido pero sí mandado en la forma prevista por la Ley. Al margen de si la notificación se ha rechazado o sencillamente no se haya ido a recoger el aviso correspondiente, puede que el procedimiento siga su curso considerando al deudor en rebeldía. En tal caso, hay que verificar si esto ha ocurrido ya que podría haberse interrumpido prescripción si existen actuaciones judiciales.

¿ El deudor tiene la obligación de notificar un cambio de domicilio al acreedor ?

Normalmente, los contratos de préstamo, llevan aparejada una cláusula por la que el deudor debe notificar cambios de domicilio al acreedor, si el domicilio cambia en relación al que está declarado en el contrato. Si no lo hace, el acreedor no está obligado a averiguar el nuevo domicilio del deudor por su cuenta, siendo suficiente que haya intentado reclamar la deuda de forma fehaciente en el domicilio que consta en el contrato para que ello interrumpa prescripción.

¿ La contestación que el deudor pueda hacer a un requerimiento de pago, se puede usar por el acreedor como medio para interrumpir la prescripción ?

Efectivamente, el acreedor puede usar cualquier contestación escrita del deudor como prueba válida para poder interrumpir la prescripción.

¿ Las simples llamadas telefónicas del acreedor o servicios de recobro para reclamar la deuda, son medios suficientes para acreditar la interrupción de la prescripción ?

No. Una simple llamada telefónica, no acredita ni el contenido de la conversación ni tampoco que el destinatario de la misma haya sido efectivamente el deudor. Por ello, aunque se pueda acreditar la realización de la llamada en una determinada fecha, no es un medio adecuado para interrumpir la prescripción de la deuda.

¿ La correspondencia ordinaria enviada por el acreedor o servicios de recobro para reclamar la deuda, es un medio suficiente para acreditar la interrupción de la prescripción ?

No. El envío de simple correspondencia ordinaria o cartas de reclamación, no acredita ni el contenido de la comunicación ni tampoco que el deudor haya recibido efectivamente esa carta. Por ello, no es un medio adecuado para interrumpir la prescripción de la deuda.